Belgrado, Serbia, 20 de marzo. El lanzador brasileño Darlan Romani hizo ayer historia en el Campeonato Mundial de Pista Cubierta que se desarrolla en Belgrado (Serbia) al conquistar la medalla de oro en el lanzamiento de la bala con un formidable disparo de 22 metros y 53 centímetros.

Romaní dio una gran sorpresa al superar al favorito, el estadounidense Ryan Crouser, plusmarquista mundial, quien finalmente se quedó con la de plata (22,44m). La medalla de bronce fue para el neozelandés Tomas Walsh (22,31 m).

La Asociación Iberoamericana de Atletismo y su junta directiva, presidida por Oscar Fernández, felicita a Darlan Romani y a la Confederación Brasileña de Atletismo por el éxito alcanzado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.